lunes, 28 de marzo de 2016

Quiche Ibérico

Como podéis comprobar los Quiche o Tartas Saladas ya se han convertido en un clásico entre mis recetas. Esto se debe a que realmente son tan fáciles de preparar y cocinar, y además, los puedes preparar casi de cualquier cosa. Son como las pizzas pero a la francesa, en la que no falta la mezcla clásica de huevos y crema de leche.
En esta ocasión traigo un quiché bien ibérico, con su bacón y su chorizo ibérico, incluso podéis añadir jamón, eso lo dejo a vuestra elección. La masa la hemos comprado, una masa brisa, en esta ocasión de la marca Buitoni, perfecta para mi molde desmontable, ya que es redonda y no hay nada más que hacer que colocarla. Fácil, fácilmente facilísimo!!

Ingredientes para 8 raciones
1 masa brisa, refrigerada (puede que la encuentres también congelada)
125 g de bacón
125 g de chorizo (si es ibérico mejor)
1 cebolla pequeña
20 ml de aceite de oliva (o mantequilla)
1/2 cucharadita de sal
Un toque de pimienta recién molida
3 huevos
100 ml de leche evaporada
100 ml de nata líquida (de cocinar o para montar, también la puedes sustituir por leche evaporada)
50-100 g de queso rallado (del que tengáis a mano)


Para empezar sacamos la masa de la nevera para que se atempere, si es congelada debemos sacarla un par de horas antes, y precalentamos el horno a 180ºC. En un sartén pequeña o cazo ponemos el aceite de oliva a calentar para rehogar en el la cebolla pelada y cortada en brunoise, picada. Añadimos la sal. Cuando esté dorada añadimos el bacón y doramos un par de minutos más. 

Por otro lado en un bol, mezclamos los huevos batidos y la leche evaporada, junto a la nata y la pimienta.

En un molde redondo y desmontable, de los de hacer las tartas de queso o bizcochos, ponemos la masa brisa con su papel que viene con ella y la colocamos bien centrada sobre él. Pinchamos la base de la masa con un tenedor por toda la superficie. Sobre la masa colocamos el rehogado de cebolla y bacón, lo extendemos bien sobre toda la superficie, colocamos el chorizo cortado en rodajas encima del bacón o buscándole un sitio. Rellenamos la tarta con la mezcla de huevos y lácteos y por último, espolvoreamos la superficie con el queso rallado. Listo para introducir en el horno.

Según la marca o tipo de masa puede necesitar un tiempo u otro pero, por norma, con unos 15 ó 20 minutos a 180ºC y con la bandeja en la posición intermedia del horno será suficiente. El punto final nos lo dirá cuando veamos la masa hecha, dorada y la superficie del Quiché bien gratinada, también dorada. 

Cuando esté lista sacamos del horno, esperamos unos minutos para desmoldar y no quemarnos, sacamos el Quiché sobre una fuente o plato de servir y listo para degustar. Mejor servir templado o frío, muy caliente no suele estar tan rico como ya frío de unas horas. Bueno pues que lo disfrutéis y os divirtáis haciendo esta maravillosa tarta salada. 

El Quiche antes de meter al horno

No hay comentarios:

Publicar un comentario