jueves, 3 de marzo de 2016

Magret de Pato con Salsa de Naranja


Bueno, bueno... tras mucho tiempo traigo una receta con carne, y no con cualquier carne sino con pato, esto si que es  novedad en el blog. Como buen amante de la carne de pato, hace tiempo que quería compartir alguna receta con esta carne y creo que la que os presento no tiene desperdicio, nunca mejor dicho. La guarnición de este plato es bien variada: chalotas, zanahorias torneadas, mandarina flambeada y puré de patatas con un toque de vainilla... ahí queda eso. Solución, para chuparse los dedos. 

Ingredientes (para 2 personas)
1 pechuga (magret) de pato (de unos 200 g)
100 g de chalotas (4 ó 5)
2 naranjas
1 mandarina
1 trocito de jengibre fresco
30 g + 1 cucharada de azúcar moreno
150 ml de Ron moreno
15 g de mantequilla
3 zanahorias
Sal gruesa
Cilantro o perejil
Pure de Patatas en copos (1 bolsita)
400 ml de bebida se soja con vainilla (hacendado)
Pimienta molida y sal al gusto

Lo primero que haremos es poner en marcha la guarnición. Pelamos las chalotas y las ponemos, sin cortar, en una sartén o cazo con la mantequilla y una cucharada de azúcar, tapamos y caramelizamos durante 7 minutos, mejor tapadas.

Por otro lado cortamos las zanahorias en 3 trozos cada una y las torneamos con ayuda de una puntilla o cuchillo pelador. No importa si no sabes, sáltate este paso, pon tan solo las zanahorias peladas en rodajas. Las cocemos en un pequeño cazo con medio vaso de agua y tapadas, a fuego suave, durante unos 12 ó 15 minutos, hasta que las encuentres blanditas. Si queda agua la escurrimos y las reservamos.

Hacemos unos cortes en la piel del magret, tan forma que nos queden unos rombos, rociamos con pimienta molida, y sobre una sartén bien caliente con algo de sal gruesa, lo marcamos, primero por la parte de la piel, para que suelte la grasa ya que no utilizamos nada de aceite, fuego alto para que la piel quede crujiente después de unos 5 minutos damos la vuelta y cocinamos otros 5 minutos, según nuestro gusto, pero lo mejor para la carne del pato es que no quede muy hecha porque sino queda muy seca. 

Mientras tanto hacemos el puré instantáneo tal como indica la marca, normalmente 400 ml de agua y 400 ml de bebida de soja con vainilla (o leche con una cucharadita de esencia de vainilla o azúcar avainillado) que calentamos en un cazo, cuando hierva retiramos del fuego y añadimos una cucharadita de sal y pimienta negra molida al gusto, movemos y dejamos enfriar un par de minutos. Vertemos la bolsa de copos removiendo al mismo tiempo hasta que quede bien de consistencia, dejamos reposar un minuto más y servimos. Para emplatar de manera individual lo mejor es ayudarse de un aro de emplatado.

Retiramos el pato de la sartén y reservamos, quitamos la grasa de la sartén, añadimos el azúcar, el licor y el zumo de las naranjas, más la piel de una naranja (solo la parte naranja que sacamos con ayuda de un pelador de verduras). Cuando comience a hervir añadimos las zanahorias cocidas y los gajos de las mandarinas y dejamos que reduzca hasta que tenga consistencia de un jarabe o salsa, retiramos la piel de la naranja.

Cortamos el magret de pato en filetes gruesos y los acompañamos con las chalotas caramelizadas, las zanahorias, los gajos de mandarina, una porción de puré de patatas y sobre la carne ponemos la salsa. Para terminar espolvoreamos con el cilantro o perejil picado. Listo, más que listo!! 

Podéis hacer más fácil la receta si preparáis solamente el pato con la salsa de naranja y el puré de patata para acompañar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario