lunes, 8 de febrero de 2016

Bizcocho Fácil con Yogur

La receta de este bizcocho de yogur fácil se la debo a un buen libro de cocina que he descubierto, que pertenece a una marca comercial de un electrodoméstico de cocina, pero que sin duda se puede elaborar como toda la vida, no hay más que seguir los pasos de la receta que os propongo. De momento es el mejor bizcocho que he probado desde hacía mucho tiempo... simplemente espectacular!!

Ingredientes

80 ml de aceite de oliva virgen
1 limón solo la piel amarilla rallada
125 g de azúcar blanca o morena
3 huevos
200 g de harina
1 yogur natural (120g)
1 pellizco de sal
1 sobre de gasificante (15g)
azúcar glas para decorar (opcional)

Elaboración

Ponemos a precalentar el horno a 180º mientras preparamos la masa del bizcocho. 
Ponemos en un bol grande los huevos junto con el azúcar y la ralladura de limón y batimos bien durante un par de minutos. Si queréis un resultado espectacular podéis triturar el azúcar junto con la ralladura de limón, antes de añadir los huevos, con el accesorio picador de la batidora o incluso con la batidora en el vaso, quedará un azúcar glas aromatizada al limón, lo que dará al bizcocho un sabor único, pero esto no es obligatorio. 

Seguidamente añadimos el yogur, el aceite y la sal y mezclamos batiendo un minuto. A continuación añadimos la harina mezclada con la levadura química o gasificante, mejor cernida con la ayuda de un colador, esto le dará mayor esponjosidad, mezclamos bien batiendo un minuto más.

La mezcla resultante la ponemos en un molde, mejor de aro que ahora están muy en boga, engrasado previamente con un poco de aceite de oliva. Cómo veis el mío es de silicona apta para horno. Horneamos a 180º durante unos 20 minutos más o menos, según el horno, lo mejor es comprobar, tras los primeros 20 minutos sin abrir el horno para que no nos baje la masa, pinchando el bizcocho con un pincho para ver si sale seco y así que está hecho. Sacamos del horno cuando esté hecho y dejamos reposar el bizcocho en el molde unos 15 minutos antes de desmoldarlo, después lo pasamos a un plato de servir y lo dejamos enfriar totalmente antes de espolvorearlo con el azúcar glas. 

Ya está listo este fácil y delicioso bizcocho, perfecto para desayunos y meriendas. Bollería fácil y saludable, no hay nada como una buena bollería hecha en casa. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario