lunes, 12 de enero de 2015

Rotos con Setas y Trigueros

Una receta original y muy rápida, en tan solo 20 minutos tendrás lista una pasta bien sabrosa. Lo de "Rotos" es un término que he acuñado para darle nombre a este tipo, forma o corte de pasta, ya que consiste en láminas de lasaña que se han troceado o "roto" al cocer, durante o después. 

Todo surgió durante la preparación de una receta de pasta fresca, como ya he comentado en otras ocasiones he adquirido una máquina para estirar y cortar pasta fresca, con lo que cuando tengo un ratito y ganas de cocinar pasta fresca me pongo a ello. En esta ocasión la masa la hice con un toque de tomate concentrado que le dio a la pasta un color anaranjado y muy original. Cuando estaba cociendo las láminas, ya que cuezo toda la pasta y la conservo congelada, muchas de ellas se rompieron y claro, no estaba dispuesto a desperdiciar ni una pizca de esa maravillosa pasta casera, así que decidí guardar los trocitos e incluso algunas de ellas trocearlas un poco más para preparar alguna receta donde la pasta fueran estos recortes o "rotos" de las láminas de la lasaña fresca. 

El resultado ha sido una receta 100% original Peter's Cooker, ya que, además, he aplicado mi más personal estilo al realizar una receta muy sencilla de preparar y rápida, también vegetariana.

No dudéis en preparar esta maravillosa receta con cualquier tipo de pasta que tengáis a mano, lo importante es la salsa de setas y trigueros, pero si además la preparáis con pasta fresca, el éxito está asegurado. 

Ingredientes para 4 personas

300 g. de pasta (en esta caso los Rotos)
200 ml. de salsa de tomate 
100 g. de espárragos trigueros (en este caso congelados)
100 g. de setas o champiñones (en este caso congelados)
2 dientes de ajo
25 ml. de aceite de oliva (3 cucharadas)
Sal al gusto
Media guindilla picante (en este caso era roja y fresca y sólo hay que poner una cuarta parte, son muy picantes)
Un poco de germinados (opcional) (en este caso de rábano)
100 g. queso rallado para pasta (opcional)


Elaboración

Por un lado pondremos a cocer la pasta que vayamos a utilizar en abundante agua hirviendo con sal. 

Por otro lado, y mientas el agua y luego la pasta van calentando, prepararemos nuestra rica y sencilla salsa. Para ello tendremos que poner el aceite de oliva a calentar en una sartén y cuando este caliente añadiremos los ajos pelados y cortados en láminas, añadimos también la guindilla y los doramos un poco. Después añadimos las setas y los trigueros, congelados o frescos, sin son frescos habrá que limpiarlos y cortarlos en trozos grandes, tanto las setas como los espárragos. Los freímos bien hasta que consuman el agua que sueltan y los veamos hechos, y añadimos entonces la sal al gusto. Ahora es el momento de añadir la salsa de tomate y freír todo unos minutos para que los sabores se unan y el tomate se caliente bien. Probamos de sabor y rectificamos de sal si fuese necesario. Ya tenemos lista nuestra salsa para añadir a la pasta.

Ponemos la pasta cocida y escurrida, aderezada con aceite de oliva en crudo, lo que permitirá que la pasta quede suelta, sobre los platos de servir, sobre la pasta repartimos la salsa de trigueros y setas y si gustamos podremos añadir los germinados de lo que prefiramos y el queso rallado. Listos para degustar! Espero que os guste porque rápidos lo son bastante, no tardarás más de 20 minutos en prepararlos. Ya me contarás!! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario