domingo, 4 de enero de 2015

Panettone Gastronómico

¡Esta si que es una gran idea para quedar como un Rey en la mesa y con vuestros invitados! La gran idea ha sido recogida del blog de cocina Thermorecetas.com al que tanto cariño le tengo y con el que estoy aprendiendo un montón últimamente, son un equipo excepcional, os recomiendo su visita. 

El caso es que, en la receta original el panettone se hace casero y en mi caso he utilizado un panettone ya elaborado que he comprado en el supermercado, tamaño mediano con pasas y naranja, una delicia que solemos tomarnos así tal cual y que por otro lado permite, con un poco de imaginación, ser rellenado de cualquier cosa como si de un sándwich se tratara. En este caso, como personalmente me encanta la mezcla de dulce con salado, lo he rellenado con tres patés vegetales que he elaborado yo mismo con ayuda de la Thermomix, cuyas recetas son también de thermorecetas.com, y que podéis utilizar cualquier  batidora y/o su utensilio picador. Para leer la elaboración en Thermomix pinchar en los enlaces de los títulos de las recetas de los patés y os llevará a la receta original, yo os dejo la elaboración tradicional y particular. 

Creo haber encontrado una buena combinación de sabores y colores: pimiento, aceitunas, queso… pero como os he dicho podéis rellenarlo con lo que os plazca. Puede ser una gran idea de aperitivo, comida, tapa, merienda... creo que cualquier momento es bueno para este entrante. Sin más preámbulo vayamos a construir esta maravilla gastronómica con la que sorprender a vuestros invitados. 

Para rellenar el panettone he elaborado estas tres pastas o patés vegetales:

20 g. de rúcula
20 g. de nueces peladas
50 g. de queso crema tipo Philadelphia light
25 g. queso azul tipo roquefort
1 cucharada de leche entera, nata líquida o yogurt

Ponemos en el vaso de la batidora la rúcula y las nueces y trituramos unos segundos hasta que esté todo picado. Después sacamos la mezcla y reservamos en un bol.
Sin lavar el vaso, ahora introducimos el queso crema, el azul y la cucharada de leche, nata o yogurt (sólo una de estas alternativas) y trituramos al menos por un minuto.
Es el momento de incorporar la rúcula y las nueces que teníamos picadas y mezclamos durante unos segundos con un tenedor con movimientos suaves hasta que la mezcla nos quede homogénea. Lista para disfrutar y untar en cualquier tipo de pan que más os guste o para una de las capas de nuestro panettone relleno.

100 g. de aceitunas negras sin hueso
100 g. de anacardos
1 diente de ajo pequeño (o medio)
2 cucharadas soperas de aceite de oliva
Un toque de pimientas molidas

La elaboración es tan sencilla como poner todos los ingredientes en el vaso de la batidora y triturar suavemente, y no muy rápido, durante un minuto, o el tiempo necesario ya que no conozco el robot de cocina que vais a utilizar, hasta que la mezcla sea homogénea, estará bien que queden trocitos de anacardo, no es necesario triturar mucho porque nos quedará como una papilla muy líquida, cuidado con esto. Listo para degustar.

200 g. de pimientos rojos asados y pelados (sustituibles por pimientos rojos asados en conserva, si vienen con ajo mucho mejor, o incluso del piquillo en conserva)
100 g. de nueces peladas (con anacardos también queda bien)
25 ml. de zumo de limón o lima (lo ideal sería de granada)
25 g. de azúcar moreno (o normal)
1 ó 2 rebanadas de pan de molde integral (o del que tengáis)
1 diente de ajo (yo pongo el que viene con los pimientos)
1 cucharadita de comino en polvo
1 cucharadita de sal
1 cucharada de yogurt natural o nata o queso crema (lo que tengáis más a mano)
1 cucharadita de Tahina (pasta de sésamo que se puede omitir si no contáis con ella)
Guindilla roja al gusto (opcional)
50 ml. de aceite de oliva virgen

Introducimos todos los ingredientes en el vaso de la batidora, menos el aceite de oliva, y trituramos unos segundos hasta que nos quede una mezcla homogénea y con una textura algo grumosa, parecida a la de un hummus o paté de garbanzos. Tras esto iremos añadiendo muy poco a poco el aceite de oliva mientras batimos, como si estuviéramos haciendo una mayonesa, con esto lo que conseguimos es emulsionar la mezcla, con lo que el resultado final es fantástico.

Estos patés se pueden conservar en la nevera, bien tapados, durante algunos días. Incluso algunos de ellos están mucho mejor de un día para otro, por lo que yo recomiendo elaborarlos el día anterior al evento. Espero que os guste! Y recordar que podéis sustituirlos  por lo que más os guste, incluso los patés los podéis comprar, el éxito está en la mezcla y combinación de sabores. Estoy seguro que sea como fuere os SORPRENDERA!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario