jueves, 29 de enero de 2015

Lasaña Vegana de Espinacas

Pues aquí tenéis un plato muy original 100% Peter's Cooker. Esta receta está pensada para personas que siguen una alimentación Vegana.

Aunque yo he utilizado pasta fresca al huevo y concentrado de tomate elaborada por mi, los veganos lo solucionáis utilizando placas de lasaña de pasta sin huevo, la tradicional. Tampoco pondréis el queso rallado que yo he puesto sobre la superficie, pero con la bechamel he acertado ya que está elaborada con bebida de avena, por cierto que queda riquísima. 

Para la elaboración de esta receta yo me he ayudado de la Thermomix así que os pondré las dos maneras de hacerla.

Ingredientes para 4 personas

12 placas de lasaña, puede ser precocinada (una caja de 250 g.). Según la fuente de horno que utilicéis vais a necesitar más o menos placas de lasaña.
2 dientes de ajo 
40 g. de aceite de oliva
1 cebolla mediana, unos 125 g.
200 g. de champiñones laminados
300 g. de espinacas frescas
50 g. de pasas sultanas (opcional)
Media cucharadita de Sal
Queso para gratinar (opcional)

Para la Bechamel

60 g. de aceite de oliva o mantequilla
60 g. de harina 
800 ml/g. de bebida de avena (podéis usar soja, arroz o leche)
1 cucharadita de sal
Un toque de pimientas molidas
Un toque de nuez moscada rallada o molida (yo la compro entera y la rallo, no creerás el aroma y diferencia que aportará a tus platos.

Elaboración tradicional

Lo primero de todo es preparar las placas de Lasaña, cociendo (lo que indique el fabricante) o si son precocinadas remojando (20 minutos). Mientras tanto haremos las verduras.

Ponemos el aceite de oliva en una olla y cuando esté caliente doramos los ajos que habremos picado. Enseguida para que no se nos quemen los ajos añadimos la cebolla picada, rehogamos y cuando esté algo dorada añadimos los champiñones laminados y rehogamos unos 5 minutos, pasado este tiempo añadimos las pasas, la sal y las espinacas frescas y tapamos para que cuezan durante otros 5  ó 6  minutos, debemos ir moviendo para que no se nos peque al fondo, aunque el champiñón y las espinacas soltarán agua y esto lo evitará, pero hay que estar pendiente. 

Pasado este tiempo escurrimos el líquido con ayuda de un colador y reservamos la verdura escurrida en un bol amplio. Mientras tanto elaboraremos la bechamel.  Precalentamos el horno a 200º.

Para elaborar en Thermomix 
Ponemos el ajo en el vaso y trituramos 4 segundos velocidad 4, agregamos el aceite y sofreímos 2 minutos, varoma, velocidad 1.
Añadimos la cebolla y picamos 4 segundos a velocidad 5. Rehogamos 4 minutos, varoma, velocidad 1. Agregamos los champiñones laminados y salteamos 5 minutos, varoma, giro a la izquierda, velocidad 1. Ahora ponemos las espinacas, la sal y las pasas y rehogamos 5 minutos, varoma, giro a la izquierda, velocidad. Retiramos el exceso de líquido con la ayuda de un colador y reservamos para unir con la bechamel.

Para la elaboración de la Bechamel

En thermomix: solo tendréis que seguir la receta del libro imprescindible y sustituir la leche por la bebida de avena. 
Se puede hacer de manera rápida y queda muy bien, así es como yo la preparé, para ello se ponen todos los ingredientes de la bechamel juntos y a la vez en el vaso, y se programa 8 minutos, 100º, velocidad 4.

Para los tradicionales: pondremos el aceite de oliva sobre un cazo alto o olla y cuando esté caliente rehogamos la harina hasta que dore un poco y sin parar de remover con cuchara de madera. Después iremos incorporando la bebida vegetal de avena, muy lentamente, si queréis la podéis añadir caliente, esto evita que salga grumos, moviendo sin parar hasta que se disuelva bien la mezcla de harina y aceite. Después aromatizamos con la pimienta y la nuez moscada y añadimos la sal y dejamos que espese a fuego suave sin parar de mover para que no se nos pegue. Esto durará unos minutos dependiendo de si añadimos la leche vegetal caliente (unos 5 minutos) o fría (en torno a 10 minutos). Cuando espese la tendremos lista.

Vertemos la bechamel sobre el bol de las verduras, reservando un poco para la superficie de la lasaña, mezclamos bien la bechamel con las verduras rehogadas

Formamos ahora la lasaña. Para ello sobre una fuente de horno, más pequeña y recogida que la que viene en el horno, yo utilizo una de vidrio de unos 20x30 cm, untamos con aceite de oliva y ponemos 4 placas de lasaña  cubriéndola, sobre esta añadimos la mitad de la mezcla del bol, de las verduras con la bechamel, y lo extendemos bien, sobre esta mezcla colocamos otras 4 placas de lasaña y sobre estas pondremos el resto de la mezcla que extendemos y cubrimos con otras 4 placas de lasaña. Terminamos cubriendo con el resto de bechamel que habíamos reservado. Si no eres vegano puedes poner queso para gratinar. 

Horneamos en el horno precalentado a 200º durante unos 15 minutos, calor abajo y arriba para que gratine. Pasado este tiempo estará lista para sacar del horno, dejamos reposar unos minutos ante de servir para no quemarnos. 

Rica, saludable y sabrosa lasaña vegana o vegetariana para disfrutar. Si sobra se puede congelar, yo siempre prefiero hacer el doble, ya que es algo entretenida prepararla, y guardar para consumir en otro momento. En la nevera, bien tapada, nos aguanta unos días y congelada unos meses. Usar siempre recipientes aptos para conservar tipo tupperware.

No hay comentarios:

Publicar un comentario