sábado, 17 de mayo de 2014

Tarta de Queso y Chocolate Blanco con base de Galleta Oreo

Esta maravilla de tarta la preparé para el cumpleaños de mi amiga Laura y rivalizó con un tarta de Tres Chocolates que llevo otro amigo. Sin dudar, al menos para mi, esta tarta puede con todo, queso, fresa, chocolate blanco y galletas oreo… no pude encontrar combinación más suculenta y para terminar, la guinda del pastel, unas gominolas llamadas besitos… uhhh para comérsela!!

Ingredientes 
-   250g. de Queso Mascarpone (ó philadelphia)
-   250g. de Chocolate Blanco (para postres)
-   500g. de Nata para montar
-   250g. de Leche
-   2 sobres de Cuajada
-   2 cucharadas de Azúcar
Para la cobertura:
-   1/2 bote de Mermelada de frutas del bosque o de arándanos o fresa.
-   3 hojas de gelatina neutra
Para la base:
-   16 de Galletas Oreo
-   50g. de Mantequilla sin sal (se puede omitir)

Preparación
Lo primero es hacer la base, para ello, trituramos las galletas en el vaso de la batidora hasta formar una pasta homogénea, junto con la mantequilla en pomada si lo crees necesario, ya que este tipo de galleta al llevar crema en su interior no necesita la mantequilla a no ser que encuentres demasiado suelta la masa. A continuación, hacemos la base en el fondo de un molde desmontable de unos 22cm.

Poner a calentar la leche y la nata en un cazo alto, cuando esté caliente añadimos el chocolate blanco en trocitos, removiendo con unas varillas hasta que se deshaga.
Después añadimos el queso mascarpone, los sobres de cuajada y el azúcar. Mantenemos en el fuego, muy suave, durante 8 minutos sin parar de remover. Vertemos esta mezcla en el molde, templamos y metemos a la nevera.

Mientras tanto, para la cobertura, ponemos las hojas de gelatina neutra a hidratar en un poco de agua fría, durante unos 5 minutos. Por otro lado, ponemos la mermelada en un bol y calentamos un poco en el microondas, añadimos la gelatina escurrida y removemos para disolver. Ponemos la mermelada sobre la tarta cuando esté ya cuajada y metemos de nuevo a la nevera hasta el día siguiente. Si puede ser la tapamos con papel plástico film para que no tome olor o sabor de la nevera. Podemos decorar como nos guste, por ejemplo unas gominolas o unas hojas de menta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario