miércoles, 9 de abril de 2014

Pasta a la Carbonara

Esta receta de pasta no podía faltar!! Está elaborada con pasta fresca al huevo, que como ya sabéis la elaboro yo mismo con ayuda de la Thermomix y la Maquina Corta Pasta. Pero la podéis hacer con cualquier pasta y formato.

En esta ocasión, la salsa carbonara, es mi receta de siempre que todavía no había compartido con vosotras/os. Esta receta es una adaptación de la que yo aprendí en la Escuela de Hostelería, con un toque especial de Mila, la cuñada de mi hermana Amparo, que le añade un poco de tomate frito. Además, con una variación especial para esta ocasión introducida por mi, he añadido champiñón y he cambiado la nata de cocina por yogur natural griego, menos calorías y sabor más acido y cremoso, pero igualmente deliciosos. 

Ingredientes (4 raciones)

400g de pasta fresca o seca (normal)
1 cebolla pequeña
100g de champiñones (opcional)
100g de bacón en tiras
200g de yogurt natural griego (puede ser nata de cocina)
1huevo
2 cucharadas de salsa de tomate frito
100g de queso rallado para pasta
1 cucharadita de sal
Un toque de pimientas
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Elaboración

Para la pasta ponemos a hervir abundante agua con una cucharadita de sal al fuego tapada. Cuando empiece a hervir, destapamos y añadimos la pasta, cocemos el tiempo que marque el fabricante. Después escurrimos y añadimos a la sartén.

Mientras tanto, ponemos el aceite de oliva en un sartén amplia, ya que luego añadiremos la pasta, calentamos y freímos a fuego suave la cebolla picada, cuando dore añadimos los champiñones en láminas, cuando casi estén hechos añadimos las tiras de bacón y cuando dore todo se aparta a la espera de mezclar con la pasta.

Por otro lado en un bol batimos el huevo, añadimos el yogur o la nata, el tomate frito, la sal, pimienta al gusto y mezclamos bien. Añadimos la mitad del queso rallado y mezclamos de nuevo.

Ponemos la pasta cuando esté hecha sobre el sofrito de la sartén, sobre esto añadimos la mezcla de la carbonara del bol y ponemos a fuego muy lento, moviendo continuamente con la cuchara de madera o espátula para que la salsa vaya cuajando y mezclándose todo en la sartén. Cuando la salsa ha espesado se saca del fuego y listo para servir.

Tomar inmediatamente porque al enfriar se hacen una pasta, se pueden acompañar del resto de queso rallado. Cuando mezclemos en la sartén la salsa, hay que tener cuidado con el fuego, si no esta muy muy lento mejor ir retirando la sartén del fuego a ratos, porque si el fuego está muy fuerte la salsa se cuaja con grumos, sin embargo si lo hacemos a fuego muy lento la salsa cuaja de manera muy cremosa. Qué más os voy a decir, yo creo que os encantará, yo llevo disfrutando de esta receta más de 15 años...

No hay comentarios:

Publicar un comentario