sábado, 22 de marzo de 2014

Mermelada de Fresa Especiada

Es una de mis mermeladas más ricas. Este año me he aficionado a elaborar mermeladas de diferentes frutas de temporada y me he dado cuenta que tan sólo os había compartido la de higo, pues bien la de fresa, en plena temporada, está de vicio, esta es la segunda que hago y con alguna variación está mejor que la anterior. Yo las hago con ayuda de la Thermomix, mucho más fácil, pero de manera tradicional no cuesta mucho más. Tan fáciles, tan ricas… en esas tostadas con queso crema, yo siempre fiel a "Philadelphia", no os podréis resistir.

Ingredientes

750g de fresas (fresón de temporada)
250g de azúcar
1 limón
1 clavo de olor
1 ramita de vainilla o 1 cucharadita de esencia de vainilla.

Elaboración

Lavamos y quitamos los rabitos a las fresas. Cortamos en trocitos pequeños, las picamos y las ponemos en una olla o cazo alto con tapa. Añadimos el zumo del limón, el azúcar, el clavo de olor y la vaina de vainilla abierta o la esencia (yo utilizo azúcar avainillado que elaboro yo mismo con la Thermomix y que tengo guardada en un frasco de cristal).

Ponemos al fuego y cuando empiece a hervir la dejamos durante 30 minutos con la tapa semi-abierta para que se produzca evaporación pero no nos salpique. Tendréis que tener a fuego suave, lento y remover de vez en cuando para que no se pegue al fondo. Pasado el tiempo probamos la mermelada, si está muy líquida dejamos unos minutos más. Retiramos la vaina de vainilla cuando la encontremos y el clavo, sino no pasa nada.

Podemos pasar la batidora si queremos una textura más homogénea (eso si aseguraos entonces de retirar la vaina de vainilla y el clavo), a mi con trocitos me gusta más.
Si vemos que la mermelada ha quedado demasiado líquida podemos hacer lo siguiente. Pon unas hojas de gelatina neutra (2 hojas) a remojo en agua fría durante unos 10 minutos. Pasado este tiempo las añadimos a la olla con la mermelada caliente y removemos bien durante unos minutos para que la gelatina se disuelva bien. Si la mermelada se enfrío demasiado vuelve a calentar unos minutos y retira, todo sin dejar de remover durante al menos unos 3 minutos. Dejar enfriar en tarros para conserva.

En la nevera nos aguanta bien un mes, pero si queréis podéis envasar al vacío en tarros de conserva o al Baño María, yo conservo en la nevera un mes y me va bien.


No hay comentarios:

Publicar un comentario