jueves, 12 de enero de 2017

Carrilladas en Salsa Coke

Si estás harta de tener que pasar horas en la cocina para preparar un buen guiso de carne, aquí tienes una idea que podrás aplicar a la carne que más te guste. 
La primera versión de esta receta fue con Costillas y horneadas, y en esta ocasión la vamos a preparar con Carrilladas o Carrilleras y guisadas o estofadas. 
No te vas a creer lo fácil que es preparar esta receta y lo deliciosas y tiernas que estarán estas carrilladas, literalmente para chuparse los dedos. Como siempre, fácil fácilmente, facilísimo!

Ingredientes para 2 personas
400 g de carridas de cerdo (también ternera)
1 sobre de sopa de cebolla
1 lata de coke (Coca-Cola) Zero, light o normal 330ml (o Cerveza)
3 cucharadas de Aceite de oliva virgen extra
Sal y Pimienta negra molida al gusto
1/2 cucharadita de vindaloo o curry (opcional)

Prepara una olla alta o media para realizar el guiso y pon el aceite a calentar. Mientras tanto salpimentamos las carrilladas una vez las tenemos cortadas en filetes (las venden también fileteadas). Cuando el aceite esté bien caliente vamos a dorar los filetes de carne por el exterior para sellar. Podemos sellar la carne con tranquilidad de dos en dos filetes o los que mejor quepan en la olla. Cuando estén dorados los vamos retirando y reservando. 

Cuando los filetes de carne ya están dorados o sellados, más o menos un minutito por cada lado, los unimos todos en la olla y añadimos el sobre de sopa de cebolla, tal cual (si si a sí tal cual), agregamos la lata de Coke (o la cerveza si prefieres un sabor menos dulce y más tradicional) y las especias o curry.

Tapamos y dejamos cocer, desde que comienza a hervir el caldo, por unos 60 minutos (como mínimo, lo ideal es comprobar que la carne está tierna, si usas ternera te puede llevar el doble de tiempo), a fuego suave. Pasado este tiempo ya tenemos una carne tiernecita y una salsa estupenda. Mientras tanto podemos hacer lo que más nos plazca o ir preparando la guarnición. 

En este caso de guarnición hemos preparado un puré de patata, de los de copos de patata deshidratados que venden en los supermercados, a mi me encanta su sabor, textura y facilidad para preparar. Hay que seguir las instrucciones del envase, pero lo que no falla es que, del líquido que tengamos que poner, pongamos la mitad de leche y la otra mitad de agua, 1 cucharadita de sal, una pizca de pimienta negra molida y finalmente, antes de servir, una nuez de mantequilla para darle untuosidad. 
Sin duda no encontrarás mejor guarnición para estas carrilladas estofadas junto a esta salsa facilona y sabrosa. 

Es un placer comer esta carne tierna y sabrosa, económica, con este puré de patatas impregnado por esta salsa tan suculenta y gelatinosa. Es una delicia! y fácil? a más no poder! A que esperas? corre a tu carnicería o supermercado más cercano y consigue tus carrilladas. Estoy seguro que de ahora en adelante se convertirán en uno de tus platos estrella. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario