sábado, 28 de enero de 2017

Carpaccio de Ternera a la Española

Dicen que el Carpaccio nació por casualidad en la bella Venecia en 1950 de manos de un hostelero que creo este plato para una Condesa, a la que su médico prohibió comer carne cocinada. Su nombre hace honor a Vittore Carpaccio un famosos pintor veneciano del siglo XV que usaba colores intensos. A partir de aquí han surgido numerosas interpretaciones, adoptando este término, para todo aquel ingrediente de origen animal o vegetal que se presenta sin cocinar, cortado en finísimas lonchas y aderezado o aliñado sencillamente. 

Como veis en la fotografía de los ingredientes, yo he adquirido mi Carpaccio de Ternera en Mercadona, ya viene la carne cortada en finísimas lonchas y además nos incluye el queso parmesano, ideal para facilitar la cena de una ocasión especial o singular.  Es sólo cuestión de darle nuestro toque personal en el aliño. Así que, vamos allá, fácil fácilmente facilísimo!! 

Ingredientes 
Unas lonchas finísimas de solomillo de ternera 
Unas lacas de queso Parmesano 
1 Tomate maduro (podéis comprar tomate rallado)
Unas hojas de albahaca fresca (o rúcula)
Aceite de oliva virgen extra al gusto
Sal normal y sal en escamas al gusto
Popurrí de pimientas molidas al gusto
Vinagre de Jerez al gusto
Sacamos de la nevera la carne de ternera para que se vaya atemperando. 
Rallamos el tomate y lo aliñamos con aceite de oliva, vinagre de Jerez, sal y pimienta. Lo aliñamos al gusto.
Sobre un plato llano colocamos nuestro tomate aliñado en la toda la base, bien extendido. Sobre el tomate iremos colocando en forma de abanico las finas lonchas de ternera. Colocamos en la superficie las lacas de queso Parmesano y las hojas de albahaca. Y para terminar, volvemos a aliñar con un hilito de aceite de oliva, pimientas molidas y sal en escamas. 

Dejamos reposar unos minutos, mientras los comensales se acomodan a la mesa y no dejan de preguntar como hemos preparado este plato. 

Listo para degustar. Aconsejo acompañar con algún tipo de pan especial, el de vuestra preferencia, yo prefiero un pan de  centeno o un multicerales cortado en rebanadas, sobre el que me coloco el carpaccio con todos sus ingredientes y a la boca, y eso si, delicioso a más no poder si lo maridáis con un buen vino tinto. Ser felices!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario