domingo, 22 de enero de 2017

Canapés de Huevas de Lumpo a las Frescas Hierbas

Os dejo una idea muy sencilla de unos canapés que realicé estas Navidades, y que os servirá para agasajar a vuestros invitados en diferentes tipos de reuniones. Este sucedáneo de caviar, las huevas de lumpo, tiene un sabor bastante bueno y además tienen un precio aceptable. Quedan muy coloridos, ya que los podemos encontrar  en negro y en rojo, y lo bonito es combinarlos. Para dar cremosidad pondremos un queso crema o mantequilla y para dar un toque original de aroma y sabor una hierbas frescas: cilantro, menta y cebollino... y sin más. Fácil, fácilmente facilísimo!!

Ingredientes para 4 personas
4 rebanadas de pan de molde sin corteza (yo prefiero el integral)
100 g de queso crema (yo prefiero philadelphia)
1 tarrito de huevas de lumpo negras
1 tarrito de huevas de lumpo rojas
Aceite de oliva y pimientas molidas al gusto
Jengibre fresco un trocito (opcional)
Unas hojas de menta fresca
Unas ramas de cilantro fresco
Unas tiras de cebollino fresco

Estos canapés quedan igual de estupendos con pan tostado, pero nosotros los haremos con rebanadas de pan de molde integral, ya que el pan de molde aguanta mucho más la preparación con antelación, las tostadas se suelen reblandecer y no quedan nada buenas. Podemos hacerlos poniéndole una base de queso de untar o de mantequilla. Con el queso crema aportamos untuosidad suavizando el sabor de las huevas y si optamos por la mantequilla, pronunciamos su sabor.

Untamos con el queso crema las rebanadas de pan de molde y sobre dos de ellas ponemos las huevas rojas y en las otras dos ponemos las huevas negras. Aderezamos con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y con popurrí de pimientas recién molida.
Confieso que uno de esto canapés, si os fijáis en la foto en el de la derecha, usé unas perlas de aceite de oliva, algo novedoso que no es nada imprescindible pero que aporta originalidad.

Ahora pondremos sobre cada uno de los canapés una hierba fresca aromática, bien picadita. En uno el cilantro, en otro la menta o hierbabuena, en otro el cebollino y en otro jengibre picado junto con otra hierba al gusto (le va bien cualquiera de las tres), podríamos incluir perejil fresco o albahaca fresca. En realidad podéis jugar con los sabores a vuestra elección, esta es solo una idea que os sirve como base para incluir o descartar otros ingredientes.

La terminación que he hecho en esta ocasión es muy sencilla, cortamos las rebanadas de forma triangular. También quedan muy originales haciendo el doble de cantidad (4 rebanadas con huevas negras y 4 rebanadas con huevas rojas) y superponiendo dos rebanadas de cada color una sobre otra y luego cortamos en cuatro cuadraditos o triangulitos, así nos quedarán como pequeños pastelitos que son una delicia en cuanto a sabor y presentación. En este caso sólo la rebanada superior necesitará la hierbas frescas sobre ellas. 

Estos sencillos canapés quedan muy refrescantes y a la vez dan mucho juego entre los comensales, ya que todo el mundo quiere probar la diferencia que aporta cada una de las hierbas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario