miércoles, 26 de abril de 2017

Lasaña de Tortillas con Kale y Sitake

La receta original o la idea es de Samantha Vallejo, pero la combinación de ingredientes, Kale y Sitake, es cien por cien Peter's Cooker.
Es un plato sencillo a la vez que sorprendente, delicioso y saludable. No necesitarás mucho más para impresionar a tus invitados. Como siempre una receta sencilla sin renunciar a una buena cocina.

Ingredientes
8 Huevos
150 g de col rizada o Kale
150 g de setas Sitake (o Champiñón Portobello)
150 g de queso rallado  o mozzarella 
1/2 cebolla dulce
Aceite de oliva
Sal y Pimienta

Para comenzar, batimos todos los huevos en un bol y Salpimentamos. Dividimos el huevo batido en dos partes, la mitad para unir junto al Kale salteado, y la otra mitad para unir junto al Sitake y la Cebolla.

Seguidamente cortamos la cebolla en juliana y la rehogamos en una sartén con 3 cucharadas de aceite de oliva, a fuego flojo, con una pizca de sal. Cuando ya esté ponchada añadimos el sitake limpio y cortado fino, damos unas vueltas para que se haga un poco, ya que se hace enseguida, y retiramos a uno de los boles con el huevo.

Seguidamente, en esa misma sartén, añadimos un par de cucharadas de aceite de oliva y cuando esté caliente, a fuego medio, salteamos el Kale, con una pizca de sal, (lo podéis encontrar ya limpio y cortado en bolsas en supermercados como Mercadona, también el Sitake) durante unos 5 u 8 minutos. Cuando esté lo ponemos junto la otra mitad del huevo batido.

Ahora iremos haciendo las tortillas, en total 4, dos de cada sabor. En una sartén mediana, de las que sabes que no se te pegan, iremos cuajando las tortillas, cada una con la mitad de la mezcla del bol. Iremos intercalando los sabores, por ejemplo, hacemos una de kale, una de sitake, otra de kale y terminamos con otra de sitake. Serán tortillas redondas y finas que iremos superponiendo en el plato de servir, sin necesidad de cocinarlas por ambos lados, es decir, sólo se cocinan por un lado, a fuego suave para que no se quemen.


Mientras vayamos cocinando las tortillas las iremos emplatando una encima de otra en forma de lasaña y entre cada tortilla, iremos espolvoreando el queso rallado, para que con el propio calor de la tortilla recién hecha se vaya fundiendo un poco.

La última tortilla, la colocaremos, con ayuda de una espátula grande, con la parte cocinada hacia arriba, de tal forma que cerramos la lasaña de manera mucho más bonita, como te muestro en la foto de abajo. 

Lista para servir y cortar en raciones esta maravillosa lasaña hecha con tortillas. Una deliciosa manera de comer verduras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario