viernes, 7 de octubre de 2016

Pollo Asado con Patatas

En esta ocasión os traigo el tradicional y familiar asado de pollo con patatas en el horno, estilo Elvira haciendo honor a mi madre, que es la cocinera que mejor prepara este asado. Nadie mejor que una madre para aportar el sabor que añoramos de la infancia... la comida, los sabores y los olores, son recuerdos. Podríamos decir que es la comida familiar por excelencia, junto con la paella mixta que también prepara mi madre como nadie, que nos une a toda la familia a la mesa los sábados al medio día. 
Una receta sencilla que deja todo el protagonismo a su ingrediente principal, el pollo asado, delicioso y fácil, fácilmente facilísimo.

Ingredientes para 4 personas

4 Muslos y contra muslos de pollo (según lo comilones que seamos)
4 patatas grandes
1 cebolla grande
2 tomates
4 dientes de ajo
Unas ramas de perejil
1 Vasito de vino blaco seco (de cocinar)
Aceite de oliva virgen extra al gusto (un buen chorrión)
Sal y pimienta molida al gusto

Lo primero de todo es preparar la bandeja de horno que vamos a necesitar y precalentar el horno a 180ºC.

Cortamos las patatas en dos mitades a lo largo y les hacemos unas marcas con ayuda de la punta de un cuchillo por la superficie para que tomen mejor el sabor. Las salpimentamos al gusto y las ponemos boca arriba, como en la foto, en la bandeja del horno.

Preparamos los muslos y contramuslos de pollo añadiendo un majado que haremos con los ajos pelados, unas ramas de perejil lavado y una cucharadita de sal. Majamos con ayuda del mortero y después añadimos en el, finalmente, un buen chorro de aceite y mezclamos con una cucharilla. Con esta mezcla untamos bien el pollo e incluso las patatas y lo colocamos con la piel hacia abajo. Todo colocado en la bandeja del horno.

Cortamos la cebolla en juliana gruesa y el tomate en gajos pequeños y colocamos unos trozos de ambas hortalizas sobre el pollo y las patatas.

Por último añadimos un chorrito más de aceite de oliva al gusto y el vino blanco. Si queremos que el asado no nos quede muy seco podemos añadir también un vasito de agua.

Metemos al horno la bandeja y horneamos durante unos 45 minutos a 180ºC. También podemos poner los diez primeros minutos a 200ºC y después bajaremos la temperatura a unos 150ºC y añadiremos unos minutos más de horneado.

Atención que según cada horno estos tiempos varían y si vemos que el asado se nos queda seco, deberemos añadir un vasito de agua, que suele ser lo normal, pero depende de cada horno, para que el asado salga más jugoso y también para que al final tengamos algo de salsa para acompañar al pollo.

Pues si los cálculos no nos fallan y de vez en cuando le echamos un vistazo a este asado, el resultado debe ser un platazo para chuparse lo dedos. Espero que os guste.




No hay comentarios:

Publicar un comentario