martes, 11 de febrero de 2014

Codillo al Horno con Vino Blanco

Un plato muy sencillo con el que conquistarás a tus invitados. Esta receta me la ha enseñado "El Córdoba", que a él se la había enseñado su sobrino y tengo que deciros que es tan fácil como estupenda. Se hace con codillos ya envasados al vacío. Cada codillo envasado suele dar para dos raciones, pero también dependerá de la marca, así que lo dejo a vuestro criterio. Importante para aquellos que les guste tomar un poco de bebidas alcohólicas con las comidas, acompañar con una buena cerveza fría, rubia o negra, al más puro estilo alemán.

Ingredientes

2 Codillos de cerdo ya envasados al vacío que venden en los supermercados (La Despensa)
1 bote de patatas Baby cocidas
2 dientes de Ajo
1 pastilla de Caldo de Carne
100 ml de Vino blanco
100 ml de Agua
Aceite de oliva
Sal y pimienta

Preparación
En el mortero picamos los ajos con una pizca de sal, después añadimos pimienta molida y la pastilla de caldo de carne desmenuzada y mezclamos bien. Mezclamos esta majada con el vino blanco.
En una fuente para horno ponemos los codillos una vez abiertos, los untamos con la mezcla anterior y añadimos un chorro de aceite de oliva y el agua. Metemos al horno a 180º durante 30 minutos. 
En el envase os pondrá el tiempo que necesitan y la temperatura.
Por otro lado pondremos las patatas escurridas en un recipiente para microondas y calentaremos 3 minutos a máxima potencia. Salpimentar.
Repartimos los codillos para 4 raciones acompañados con unas patatitas para cada uno y listo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario