sábado, 25 de febrero de 2017

Fritillas con Huevo y Jamón

Si pensabais que con las fritillas ya lo habíais visto todo, aquí llego yo para ofreceros una opción en salado. Cierto que las fritillas (masa de pan frita) son un postre o plato tradicional Manchego que se suelen acompañar bien con chocolate o bien con azúcar. Bueno, pues a llegado el momento de probarlas con algo más, con productos salados y en forma de tapa. La receta que hoy os traigo es solo una opción para ayudaros a despertar la imaginación, el resto queda en  vuestras manos. Aquí os dejo el enlace de la receta para hacer las Fritillas Manchegas. 
Si tenéis a mano unas fritillas de días anteriores y queréis volver a degustarlas en su máximo esplendor, os aconsejo volver a calentarlas en una sartén, no hay que poner nada de aceite. Se pone la sartén al fuego medio y se ponen las fritillas al calor, en contacto con la superficie de la sartén, cuando se empiecen a dorar, les dais la vuelta y con el calorcito se volverán a poner blanditas y tiernas.

Ingredientes para 4 personas
4 a 8 fritillas (según el tamaño)
4 lonchas de jamón serrano o York
4 huevos de gallina de corral
1 o 2 Tomates (opcional)
Pimientas molidas al gusto
Sal al gusto
Aceite de oliva para freír


Cogemos una sartén mediana y la ponemos al fuego, sin nada de aceite, calentamos en ella las fritillas, cuando estén las sacamos sobre los platos de presentación y echamos en la sartén unas gotitas de aceite para hacer vuelta y vuelta el jamón. Cuando esté echo sacamos y ponemos sobre las fritillas. 
Añadimos un buen chorro de aceite de oliva en la sartén para freír los huevos. Es importante que los huevos queden bien hechos en las claras y las yemas líquidas, para que la yema haga de salsa en esta tapa, aportando jugosidad. Para ello, ir echando aceite caliente de la sartén, con ayuda de una cuchara o espátula de madera, sobre la clara de huevo para que se vaya cuajando bien, no echéis sobre la yema. Salpimentamos los huevos y cuando estén listos los colocamos sobre las fritillas con el jamón. Y ya tenemos lista nuestra tapa.
Si gustamos podemos poner entre el jamón y el huevo unas rodajas finas de tomate natural, lo que le aportará a este plato un toque distinto y fresco. Como siempre, fácil, fácilmente facilísimo.

Estoy seguro que vosotros/as sabréis darle el mejor punto a este sencillo entrante que dejará con la boca abierta a vuestros invitados, probar y por favor, comentar. 
Espero vuestros comentarios.




No hay comentarios:

Publicar un comentario