sábado, 20 de agosto de 2016

Panna Cotta de Café y Crema de Whisky

La panna cotta es un postre que está a medio camino entre ser un flan y una gelatina, mejor dicho, es una fusión de ambos postres. 
La receta de hoy está inspirada en una receta de Thermomix (panna cotta a la crema de whisky), pero yo os la traigo en elaboración tradicional y con un toque de café, para que veáis los sencillo que es preparar una panna cotta con un sabor original. 
Seguro estoy que este postre os recordará en su sabor a ese café cortado con chorrión de crema de licor (cortado con "Baileys") tan típico en nuestra región. En esta ocasión el café se prepara como postre, dos en uno y para tomar con cuchara, una idea genial para terminar una buena comida... deliciosaaa!!! 
Lo más difícil de este postre es la cuestión de dedicarle un poco de tiempo, por lo demás es fácil, fácilmente facilísimo!! 

Ingredientes
4 láminas gelatina (hacendado)
350 ml Nata para montar 35% MG
80 g azúcar moreno 
250 g Queso cremoso, tipo Philadelphia
80 ml licor de crema de whisky (Gressy o Baileys) 
50 ml de café ya hecho e intenso
30 g de chocolate fondant 
Unos topping de galletas oreo para decorar (opcional)

Hidratar 2 hojas de gelatina poniéndolas en un pequeño bol cubiertas de agua fría durante 5 minutos.

Poner un pequeño cazo con agua y un bol al baño Maria o hacerlo en el microondas con potencia media o suave, o al fuego en un cazo pero con fuego muy muy suave. Ponemos 150 ml de nata líquida, 50 g de azúcar moreno, el chocolate en trocitos y el café y calentamos 3 o 4 minutos, hasta que la mezcla esté caliente y movemos bien con una cuchara o varillas hasta se haya mezclado todo. 

Agregamos la gelatina hidratada y escurrida y mezclamos para que se diluya, durante un minuto.

Incorporamos 125 g de queso crema y mezclamos un minuto más para que la mezcla quede homogénea.
Repartimos la mezcla en 6 vasitos bajos y pasarlos a la nevera para que cuaje. Reposamos mínimo una hora.

En un segundo paso ponemos de nuevo a remojo las 2 hojas de gelatina restantes y al baño maría 200 ml de nata líquida y 30 g de azúcar, lo que, como anteriormente podéis hacerlo en un cazo al fuego muy suave e incluso en microondas. Calentamos y mezclamos e Incorporamos la gelatina hidratada durante 5 minutos y escurrida mezclamos de nuevo durante un minuto. 

Incorporamos el resto de queso crema, 125 g, y el licor de crema de whisky y mezclamos de nuevo durante 1 minuto, mejor al calor en el cazo con fuego muy muy suave.
Repartimos la mezcla entre los vasos reservados, sobre la capa anterior, y dejamos de nuevo en la nevera para que cuaje, al menos 2 horas. 

Servimos en los vasitos decorados al gusto. En este caso con unos topping de galletas oreo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario