viernes, 29 de mayo de 2015

Tiramisú Fácil y Justo

Un Tiramisú fácil, rico, sorprendente y justo, porque usaremos productos del Comercio Justo. Podéis adquirir los productos en el Café Tienda Romero Albacete (C/ Hermanos Jiménez 13) o en la Tienda Online.  Así todos ponemos nuestro granito de azúcar para una vida más justa en este maravilloso planeta. El resultado final va a depender de vuestra mano creativa, mimo, amor y fundamento personal. Os aviso que no deja indiferente a nadie.

Ingredientes
400 g de bizcochos de huevo tipo secos, soletilla o como gustéis.
500 g Queso Mascarpone
6 Huevos (de gallina feliz)
1 crd de esencia de Vainilla o azúcar avainillado
120 g + 2 cucharas de Azúcar de Caña. Panela (comercio justo)
2 vasos de Café concentrado, Arábica (comercio justo) 
½ copita de licor amaretto u otro (yo pongo 3 tapones de coñac)
Cacao en polvo. Instantáneo Bio (comercio justo)


Para comenzar con esta receta debemos separar la yemas y las claras de los huevos y batir las claras a punto nieve, después añadimos 60 g de azúcar, poco a poco en forma de lluvia mientras montamos. Por otro lado, batir 60 g azúcar con las yemas hasta obtener una masa espumosa, añadimos el mascarpone poco a poco y batiendo, y la esencia de vainilla, no dejar en ningún momento de mezclar y batir, al finalizar agregar las claras poco a poco y con movimientos envolventes para que no se bajen. 
Mientras tanto preparamos el café, que también puede ser descafeinado (café bio descafeinado) y le agregamos el licor, que se puede omitir, y las 2 cucharadas de azúcar. Iremos calando los bizcochos en la mezcla, en su punto para que  no se rompan, y poniéndolas en un molde rectangular, que puede ser hondo o plano. Sobre la base de bizcochos calados agregamos una capa de la crema preparada y así sucesivamente repetir este proceso hasta completar los ingredientes o el molde, terminando con una capa de crema. Por últimos espolvorear con cacao en polvo para darle sabor y color a nuestro postre, ayudaros de un colador fino. Se puede espolvorear en el momento de servir. Dejar enfriar en la nevera al menos por un par de horas antes de poner el cacao. Si andamos con prisa un toque de congelador en los últimos 30 minutos también le va muy bien.

Si usamos los bizcochos de huevo tipo seco, a mi son los que  más me gustan, recomiendo calarlos bien, ya que estos tardan un poco más de tiempo en absorber el café por la dureza de estos. Además, es aconsejable hacer este postre de un día para otro, ya que los bizcochos se quedan más blanditos y la crema más asentada, en definitiva el resultado es mucho mejor. 
Ya me contaréis!! a mi personalmente me encanta, me encanta, me encanta...

No hay comentarios:

Publicar un comentario