viernes, 8 de mayo de 2015

Tarta de Zanahoria, Naranja y Jengibre

Una deliciosa opción para postré, dulce de media tarde, desayuno o para la celebración más entrañable. Una rica tarta de Zanahoria, aromatizada con exóticas especias y sabores, al más puro estilo integral y con una cobertura que nada tiene que envidiar a cualquier otra crema.
Elaborada con algunos ingredientes de comercio justo, hechos con dignidad. Gracias al Cafe-Tienda Romero por facilitármelos.

Ingredientes


300 g zanahoria rallada
125 g aceite de girasol o mantequilla
250 g de harina semi-integral
1 sobre de levadura en polvo
1 cucharadita de canela molida
2 cucharaditas jengibre molido
3 clavos de olor molidos
150 g de panela de Comercio Justo (azúcar de caña o moreno)
2 cucharadas de miel
2 huevos batidos
50 g de nueces troceadas (o pistachos)
50 ml de zumo de naranja, y la ralladura de la piel de una
50 g de azúcar glas
50 g de coco rallado

Para la glasa: 150 g de queso crema, 100 g de azúcar glas, 50 g de mantequilla y una cucharada de azúcar avainillado.

Elaboración

En un bol grande ponemos los huevos y batimos, añadimos el aceite de girasol, la panela, la miel y seguir batiendo. Incorporamos la harina, la levadura, la canela, el clavo y el jengibre. Mejor si lo hacemos tamizando todos estos ingredientes con la ayuda de un colador fino. Cuidado con las especias, si no sois de mucha especia reducir las cantidades de estas u omitir aquella que no os convenza, la tarta quedará igual de rica. Mezclar bien y añadir el resto de ingredientes: la zanahoria rallada, las nueces troceadas, el zumo de naranja y la ralladura de la piel de una. Mezclamos nuevamente para que todos los ingredientes se integren en la masa. Preparamos un molde redondo desmontable engrasado o con papel de horno, verter la mezcla y hornear en horno precalentado a 180ºC durante unos 30 ó 40 minutos, dependerá del horno. Una vez frío desmoldamos y decoramos con azúcar glas y coco rallado. 

También podemos decorar con una glasa de queso crema. Para ello hay que ablandar en el microondas el queso crema y la mantequilla (temperatura descogelación durante unos segundos). Mezclamos bien y añadimos el azúcar glas y el avainillado, y seguimos mezclando hasta obtener un mezcla uniforme. Cuando el bizcocho esté frío ponemos la glasa sobre este y terminamos cubriendo con el coco rallado. Dejamos enfriar para que la glasa se endurezca un poco, se  puede meter en la nevera unas horas. Lista!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario