martes, 11 de noviembre de 2014

Judías con Níscalos

Estamos en epoca de Setas y no hay otro hongo por excelencia más característico del otoño y de nuestra región que el Níscalo o Guíscano, como se dice en mi zona. En esta ocasión os traigo una receta muy fácil, como siempre, pero que me ha sorprendido a mi mismo por su sabor, realmente delicioso. He puesto una hortaliza de esta estación como es la calabaza que, añadida al sofrito, va a añadir al guiso un sabor muy especial. Judías, Níscalos, Calabaza… Aquí tenéis un plato de cuchara para día de lluvia y frío con el reposar de una siestecica. Qué aproveche!!

Ingredientes (para 2 personas)

400 gr de judías blancas ya cocidas, peso escurrido.
250 gr de Níscalos (se pueden sustituir por otras setas de temporada)
1 cebolla (100gr)
100 gr. de calabaza roja (colorá)
1 diente de ajo grande
4 cucharadas de aceite de oliva
2 cucharadas de tomate frito
sal y pimienta al gusto
Oregano y romero al gusto
Una ramita de perejil
1 hoja de laurel
250ml de agua.

Elaboración

Para hacer un sofrito ponemos la hoya en el fuego con el aceite y rehogamos la cebolla, el ajo y la calabaza, todo finamente picado, añadimos media cucharadita de sal y dejamos unos 12 ó 15 minutos a fuego medio. Después añadimos el tomate frito y rehogamos 1 minuto.
Pasado este tiempo añadimos los nícalos bien limpios y sin restos de tierra, cortados en trozos medianos. Removemos y cocinamos durante unos 8 minutos.
Ahora añadimos el agua, las especias y las hierbas (pimienta, romero, orégano, laurel y el perejil), cuando comience a hervir dejamos con la tapa 5 minutos. Después añadimos las judías blancas ya cocidas y escurridas y dejamos hervir otros 5 minutos. 

Dejamos reposar unos minutos y ya estará listo para llevar a la mesa. Estoy seguro que os sorprenderá. No tiene nada que envidiar a una buena fabada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario