martes, 24 de febrero de 2015

Quiche de Pasta Filo con Calabaza, Champiñón y Pasas

Un Quiche con pasta Filo, pasta comprada ya hecha en el supermercado, no puede ser más fácil, saludable, rápido y delicioso. Pruébalo y después me cuentas. Un o una quiché siempre ofrece un montón de posibilidades para quedar bien en cualquier cena, ya que podrás rellenarlo de lo que más te guste. La receta que hoy te traigo es deliciosa si eres amante de las verduras que la componen, en especial de la calabaza y las pasas que le aportarán ese sabor dulce que tango me gusta mezclar con salado. La pasta filo al ser tan tan fina habrá que utilizar varias capas y respeta a la perfección los sabores del relleno. Gran idea, me parece perfecta.

Ingredientes
8 laminas de pasta filo
1 cebolla mediana
250 g de calabaza roja
250 g de champiñones 
50 g de pasas
50 ml aceite de oliva
3 huevos
150 ml de leche
100 g de queso rallado
Sal, pimienta y nuez moscada al gusto

Elaboración
Ponemos el horno a calentar a 180º.

Lo primero de todo es hacer el relleno para lo que ponemos una sartén amplia al fuego con tres o cuatro cucharadas de aceite de oliva. Cortamos la cebolla en juliana y la ponemos en la sartén a rehogar (unos 5 minutos), añadimos sal y pimienta. Preparamos la calabaza y la cortamos en pequeños trozos y estos luego en láminas no muy gruesas para que se rehogue pronto, la añadimos junto la cebolla, cuando la calabaza esté tierna (tras unos 8  minutos) añadimos los champiñones limpios y fileteados, y rehogamos otros 5 minutos más, hasta que suelten el agua y se evapore. Por último ponemos las pasas y dejamos otros 5 minutos más o menos y listo.

En un bol a parte habremos puesto los huevos y los batimos, añadimos sal, pimienta y nuez moscada al gusto. Añadimos la leche y movemos bien la mezcla.

Ahora sobre un molde de horno desmontable o bandeja, engrasado  con aceite de oliva, pondremos la pasta filo de cuatro en cuatro láminas, cruzandolas para que no queden huecos, podéis mirar la foto de abajo para orientaos. Añadimos las verduras rehogadas y sobre estas ponemos la mezcla del bol con el huevo y la leche, después cubrimos con el queso rallado y mentemos al horno. Horneamos durante unos 25 ó 30 minutos a 180º. Para que la pasta filo  no se queme, los primeros 15 minutos taparemos el quiché con papel aluminio, pasado este tiempo lo destapamos para que gratine el relleno y la pasta tome color. Y ya está!! 
Mucho mejor es tomarlo frío, por eso se aconseja prepararlo con antelación.


No hay comentarios:

Publicar un comentario